El Derecho penal es el conjunto de normas reguladoras del poder punitivo del Estado, que definen como delitos o estados peligrosos determinados presupuestos a los que asignan ciertas consecuencias jurídicas, denominadas penas o medidas de seguridad.

Asistencia, como acusación o defensa en:

  • Delitos de violencia doméstica, malos tratos en el ámbito familiar.
  • Delitos relacionados con los accidentes de tráfico. lesiones, delitos por lesiones, alcoholemias, reclamación de indemnizaciones por accidentes de circulación, por negligencias médicas…
  • Delitos contra la persona.
  • Delitos contra la propiedad intelectual e industrial.
  • Delitos económicos.
  • Delitos administrativos: cohecho, prevaricación, tráfico de influencias, malversación de fondos, fraudes, delitos urbanísticos, delitos ecológicos.
  • Delitos contra la libertad de la persona. Amenazas, coacciones, tortura, contra la integridad moral, contra el honor.
  • Delitos contra la libertad sexual.
  • Delitos contra los derechos y deberes familiares
  • Delitos contra el patrimonio: robos, hurtos, daños.

Otras actuaciones:

  • Defensa y Acusación: Acusación penal: denuncias y querellas.
  • Defensa y acusación por comisión de delitos.
  • Asistencia al detenido en los Juzgados y ante la Policía, en aeropuertos.
  • Asistencia en declaración.
  • Recursos ante los Tribunales.

TIPOS DE PROCEDIMIENTOS PENALES

Procedimiento Ordinario (Sumario): Para delitos graves castigados con más de 9 años de privación de libertad. El investigado o encausado siempre necesitará la asistencia de un Abogado desde que se le vaya a tomar la primera declaración en dependencias policiales o judiciales.

Procedimiento Abreviado: Para delitos graves o menos graves. Castigados con hasta 9 años de privación de libertad o bien con cualesquiera otras penas de distinta naturaleza sean únicas, conjuntas o alternativas, cualquiera que sea su cuantía o duración. Un abogado penalista deberá ejercitar la defensa del investigado o detenido desde que su primera declaración, sea en Comisaría o en el Juzgado.

Procedimiento de Juicio Rápido: Destinado a la instrucción y enjuiciamiento de ciertos tipos de delitos. Delitos con penas privativas de libertad que no excedan de 5 años y cualesquiera otras ya sean únicas, conjuntas o alternativas, con una duración de hasta 10 años. Reservado al enjuiciamiento rápido de delitos durante el Servicio de Guardia de un Juzgado y cuya tramitación se presuma sencilla. Siempre, como en el Procedimiento Ordinario y el Abreviado, será imprescindible la presencia del abogado defensor. 

Procedimiento por Delitos Leves: Son los antiguos Juicios de Faltas, nada más que ahora son delitos. El trámite es sencillo y no hay instrucción de la causa. Directamente se señala el Juicio Oral y se cita a las partes. En este caso el denunciado no está obligado a acudir con Abogado.

 

 

    CONTACTE CON NOSOTROS
    1ª CONSULTA GRATUITA