CADA DÍA PRIVADO DE LIBERTAD

ES MUY IMPORTANTE

 

Por eso hacemos lo imposible para reducirlos

 

Póngase en contacto con nosotros

y le asesoramos sin ningún compromiso 

 

  • Acumulación de condenas
  • Refundición de condenas
  • Beneficios penitenciarios
  • Libertad condicional
  • Suspensión de la pena
  • Sustitución de la pena  

En JUAN CALVO ABOGADOS, somos especialistas en Derecho Penitenciario y velamos siempre por los derechos de todas aquellas personas privadas de libertad. La correcta acumulación y refundición de las penas conlleva menos tiempo en prisión y gozar de todos los beneficios penitenciarios posibles hace que la estancia en un centro penitenciario sea, dentro de lo posible, menos sacrificada.

ACUMULACIÓN DE PENAS

Artículo 76 del Código Penal:

  1. No obstante lo dispuesto en el artículo anterior, el máximo de cumplimiento efectivo de la condena del culpable no podrá exceder del triple del tiempo por el que se le imponga la más grave de las penas en que haya incurrido, declarando extinguidas las que procedan desde que las ya impuestas cubran dicho máximo, que no podrá exceder de 20 años. 

    Excepcionalmente, este límite máximo será: 

    1. De 25 años, cuando el sujeto haya sido condenado por dos o más delitos y alguno de ellos esté castigado por la ley con pena de prisión de hasta 20 años.
    2. De 30 años, cuando el sujeto haya sido condenado por dos o más delitos y alguno de ellos esté castigado por la ley con pena de prisión superior a 20 años.
    3. De 40 años, cuando el sujeto haya sido condenado por dos o más delitos y, al menos, dos de ellos estén castigados por la ley con pena de prisión superior a 20 años.
    4. De 40 años, cuando el sujeto haya sido condenado por dos o más delitos referentes a organizaciones y grupos terroristas y delitos de terrorismo del Capítulo VII del Título XXII del Libro II de este Código y alguno de ellos esté castigado por la ley con pena de prisión superior a 20 años.
  2. La limitación se aplicará aunque las penas se hayan impuesto en distintos procesos si los hechos, por su conexión o el momento de su comisión, pudieran haberse enjuiciado en uno sólo.

Artículo 988.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal:

Cuando el culpable de varias infracciones penales haya sido condenado en distintos procesos por hechos que pudieron ser objeto de uno solo, conforme a lo previsto en el artículo 17 de esta Ley, el Juez o Tribunal que hubiera dictado la última sentencia, de oficio, a instancia del Ministerio Fiscal o del condenado, procederá a fijar el límite del cumplimiento de las penas impuestas conforme a lo dispuesto en el artículo 76 del Código Penal. 

Para ello, el Secretario judicial reclamará la hoja histórico-penal del Registro central de penados y rebeldes y testimonio de las sentencias condenatorias y previo dictamen del Ministerio Fiscal, cuando no sea el solicitante, el Juez o Tribunal dictará auto en el que se relacionarán todas las penas impuestas al reo, determinando el máximo de cumplimiento de las mismas. Contra tal auto podrán el Ministerio Fiscal y el condenado interponer recurso de casación por infracción de Ley.

DIFERENCIA ENTRE ACUMULACION Y REFUNDICION

Acumulación:

La acumulación de condenas consiste en la aplicación de los límites previstos en el art. 76 CP (antiguo art. 70 CP 1973). 

El referido artículo establece un doble límite de cumplimiento: 

Un límite máximo de cumplimiento que generalmente se sitúa en 20 años, cifra que, excepcionalmente y en función de los delitos cometidos, puede elevarse hasta los 25, 30, 35 o incluso 40 años de cumplimiento máximo. 

Ejemplos: 
1.- Condenado por cinco delitos a las siguientes penas: 12 años por homicidio (art. 138 CP) y 4 años por cada uno de los otros cuatro delitos de robo con violencia (art. 242.1 CP) – Suma aritmética: 28 años. 

El límite máximo de cumplimiento es de 20 años. 

2.- Condenado por tres delitos a las siguientes penas: 18 años por asesinato (art. 139 CP), 7 años por delito contra la salud pública (art. 369 CP) y 2 años por tenencia ilícita de armas (art. 564.2 CP) – Suma aritmética: 27 años. 

El límite máximo de cumplimiento no será de 20 años sino de 25 (art. 76.1 a)). 

3.- Condenado por tres delitos a las siguientes penas: 16 años por un delito de estragos (art. 572.1 CP), 8 años por un delito de depósito de armas (art. 573 CP) y 24 años por asesinato terrorista (art. 572.2.1) Suma aritmética: 48 años. 

El límite máximo de cumplimiento es de 30 años (art. 76.1. b). 

Además, el máximo de cumplimiento efectivo no podrá exceder del triple de la pena más grave de las impuestas.

Refundición: 

La refundición de condenas es una SIMPLE SUMA ARITMETICA de condenas a diversos efectos. Legalmente, el art. 193 RP prevé la refundición de condenas a efectos del cómputo de la libertad condicional pero, en la práctica, la refundición tiene otras muchas consecuencias. Por ejemplo, para calcular la cuarta parte (1/4) a fin de saber cuando se puede comenzar a solicitar permisos deberemos partir de la pena resultante de la refundición. 

Art. 193.2 RP: “Cuando el penado sufra dos o más condenas de privación de libertad, la suma de las mismas será considerada como una sola condena a efectos de aplicación de la libertad condicional. Si dicho penado hubiera sido objeto de indulto, se sumará igualmente el tiempo indultado en cada una para rebajarlo de la suma total”. 

    CONTACTE CON NOSOTROS
    1ª CONSULTA GRATUITA


    ¿SON ACUMULABLES ENTRE SI TODAS LAS CONDENAS? 

    No. Jurisprudencia consolidada del Tribunal Supremo viene exigiendo la necesidad de que las condenas que pretendemos acumular guarden entre si una CONEXIÓN TEMPORAL que se concreta en la exigencia de que los hechos delictivos que han dado lugar a las sentencias que queremos acumular hubieran podido ser enjuiciados en un mismo proceso. 

    STS Sala 2ª de 2 febrero 2012: “(…) Son acumulables todas las condenas por delitos que no estuviesen ya sentenciados en el momento de la comisión del hecho que ha dado lugar a esta última resolución, con independencia de que tuviesen analogía o relación entre si, pues todos ellos podrían haber sido enjuiciados en un solo proceso.

    Conforme a nuestra doctrina, en principio, deben únicamente excluirse:

      1. Los hechos que ya estuviesen sentenciados cuando se inicia el periodo de acumulación contemplado, es decir cuando se comete el delito enjuiciado en la sentencia que determina la acumulación.
      2. Los hechos posteriores a la sentencia que determina la acumulación, cuando ésta no sea la última. Y ello porque ni unos ni otros podrían haber sido enjuiciados en el mismo proceso (…)”.

    Por tanto y en resumen, no podremos acumular nunca a una sentencia las sentencias correspondientes a hechos cometidos después del dictado de esa sentencia ni las sentencias que ya estuvieran dictadas antes de que se cometiera el hecho que dio lugar a la sentencia de referencia. 

    ¿QUIÉN DEBE HACER LA ACUMULACION DE CONDENAS? 

    El último órgano judicial que haya dictado la última de las sentencias condenatorias. Y ello con independencia de dos cuestiones:

      1. El órgano judicial que haya dictado la sentencia.Es indiferente cual sea su rango, si ha dictado la última sentencia será el encargado de acumular.
      2. Es indiferente que la sentencia dictada por ese último órgano judicial sea o no susceptible de acumulación. Aunque su sentencia no sea acumulable, el último órgano judicial sentenciador deberá proceder a la acumulación de las sentencias dictadas por otros órganos judiciales que, por estar conectadas temporalmente, sí sean acumulables entre si.

    AUTO RECURRIBLE EN CASACION 

    La acumulación de condenas se resuelve mediante un AUTO que es susceptible de RECURSO DE CASACIÓN POR INFRACCIÓN DE LEY que puede ser interpuesto por el Ministerio Fiscal o por el condenado.

    Profesionales con más de 25 años de experiencia

    LA LIBERTAD CONDICIONAL

    Está considerada como la última fase de cumplimiento de la condena, el equivalente a lo que sería el 4º Grado. La libertad condicional se otorgará y se mantendrá siempre que se observen las condiciones impuestas por el Juez de Vigilancia Penitenciaria y no se delinca durante este periodo.

    Para que se conceda la libertad condicional habrá de haberse consumido las 3/4 partes de la condena. No obstante, existe la posibilidad de que se conceda la libertad condicional al haber cumplido las 2/3 partes siempre y cuando concurran las siguientes circunstancias:

      • Que el interesado se encuentre en 3º Grado Penitenciario.
      • Que éste haya observado buena conducta y esté en disposición de adaptarse a una vida social en libertad, o sea, que esté preparado para su reinserción social.
      • Que haya participado en actividades culturales, laborales y ocupacionales.
      • Que su historial penitenciario carezca de partes.
      • Que no haya sido juzgado por terrorismo ni vinculación alguna a una organización criminal.

    El Juez de vigilancia penitenciaria concederá el beneficio de la libertad condicional en base a un informe positivo del Ministerio Fiscal, de Instituciones Penitenciarias y un informe vinculante de la Junta de Tratamiento del Centro.

    Los que no reúnan estos requisitos y los F.I.E.S., tendrán que esperar a las 3/4 partes de cumplimiento para poder acceder a la libertad condicional.

    También, habrá que tener en cuenta el haber cubierto la Responsabilidad Civil pendiente aunque se podrán llegar a acuerdos con el Juez para poder ir abonando esa responsabilidad civil con pequeñas cantidades mensuales dependiendo de la situación económica del interno.

    SUSPENSIÓN O SUSTITUCIÓN DE LA PENA

    La suspensión o sustitución de la pena vienen recogidas en los artículos 80 al 89 del Código Penal que establece la potestad de Jueces y Tribunales de suspender la ejecución de la pena o su sustitución (por multa, por trabajos en beneficio de la comunidad, etc.) siempre que se den determinadas circunstancias.

    Los jueces o tribunales, mediante resolución motivada, podrán dejar en suspenso la ejecución de las penas privativas de libertad no superiores a dos años cuando sea razonable esperar que la ejecución de la pena no sea necesaria para evitar la comisión futura por el penado de nuevos delitos.

    Para ello se tendrán en cuenta las circunstancias del delito cometido, la situación personal del penado, la existencia o no de antecedentes, su conducta posterior al hecho, su esfuerzo para reparar el daño causado y los efectos que quepa esperar de la propia suspensión de la ejecución y del cumplimiento de la pena.

    Por lo general, se podrá acceder a la suspensión en penas no superiores a dos años, sin incluir la derivada del impago de la multa, cuando el condenado haya delinquido por primera vez, sin tener en cuenta las anteriores condenas por delitos imprudentes o por delitos leves, ni los antecedentes penales que hayan o debieran haber cancelados, ni los correspondientes a delitos que, por su naturaleza o circunstancias, carezcan de relevancia para valorar la probabilidad de comisión de delitos futuros. 

    Además se han de haber cubierto las responsabilidades civiles que se hubieren originado o que el penado acuerde y asuma el compromiso de cubrir las responsabilidades civiles conforme a su capacidad económica El plazo de suspensión será de dos a cinco años para las penas privativas de libertad no superiores a dos años, y de tres meses a un año para las penas leves. 

    Transcurrido el plazo de suspensión establecido sin haber cometido ningún delito que ponga de manifiesto que la expectativa en la que se fundaba la decisión de suspensión adoptada ya no puede ser mantenida, y cumplidas de forma suficiente las reglas de conducta fijadas por el juez o tribunal, éste acordará la remisión de la pena.

    En JUAN CALVO ABOGADOS le ayudamos para que el tiempo que esté privado de libertad sea el mínimo posible

     

     

    Profesionales con más de 25 años de experiencia

     

     

     

     

      CONTACTE CON NOSOTROS
      1ª CONSULTA GRATUITA


       

       

       

       

       


         

         

         

          CONTACTE CON NOSOTROS
          1ª CONSULTA GRATUITA